p r o y e c t o

El movimiento infinito

H A R A K A T


   
Shasekh y un grupo de bailarinas orientales y no tan orientales, estamos creando un grupo, Harakat (Movimiento) con la idea de sentir y llegar a expresar nuestra danza Oriental como un fluir hacia la libertad y la expresión de las emociones e ideas más profundas.

 

Reivindicamos el derecho como amantes de la danza Oriental a crear y a fluir en el movimiento del pensamiento (harakat al afkar), de las ideas y de las emociones, convirtiendo su riqueza en infinita, perecedera, fugaz y eterna.

Infinita, porque la capacidad de creación de todo ser, a todos los niveles, así lo es.

Perecedera, porque cada emoción expresada a través de la danza, muere para dar vida a otra nueva emoción en vías de expresión.

Fugaz, porque la danza es una obra de arte que vive mientras se ejecuta, te envuelve en el mismo momento en que está sucediendo, y cuando llega a su fin, se desvanece para no volver jamás a ser la misma.

Eterna, porque la expresión, la energía vital, brota del alma eterna que fluye a través de los tiempos, las dimensiones y el akasha, o éter en el que flota el Universo.

Reconstruimos.

Volvemos al origen: el movimiento (harakat) como expresión de las emociones más profundas.

No hemos cambiado el movimiento, simplemente lo hemos vuelto a sentir desde nuestro ser más emotivo. Así pues, hemos abandonado las posturas rígidas y personificadas de la conocida danza Oriental, para dar paso a la fluidez de movimientos, partiendo de la técnica de la danza Oriental, de su capacidad creativa, y la hemos combinado con el Performance, y la danza Contemporánea.

 

 

¿Por qué algunas escuelas dan tanta importancia al vestuario? Hubo un tiempo en que me encontré en una escuela que imponían un cierto tipo de vestuario, muy caro; una música específica, unos pasos específicos, una emoción específica... ¡Eso no es danza Oriental! No lo que yo y muchas/os consideramos una danza milenaria, de orígenes tan antiguos. Al principio siempre creemos lo primero que nos dicen... hasta que comprendes que también es un negocio y que ellos no te van a entregar tu sueño, tu fantasía, tu danza Oriental. La danza Oriental no es un vestido bonito y lujoso, sino emoción contenida y liberada en pura energía vital en movimiento, ¡Harakat!.

 

 

s h a s e k h  

2 0 0 2

h a r a k a t

 

Volver al Menú Principal

Contactar con Shasekh