EL VELO Y LA DANZA ORIENTAL

Foto coloreada de ArgeliaEs esencial distinguir entre la historia antigua de la danza del velo y la historia contemporánea de la danza del velo. Por contemporáneo nos referimos a la historia de los últimos cien años. Ambas son importantes, pero parecen estar desconectadas. No hay ninguna mención del uso del velo en la danza después de los períodos griego y romano en el norte de África, pero si aparece a partir del siglo XIX.

Es complicado el investigar sobre este tópico porque la imagen de mujeres moviéndose con un velo son imágenes populares. Este tópico ha sido adquirido, explorado y explotado por artistas y oportunistas desde los tiempos antiguos hasta el presente. Bailar con velos ha invocado en ocasiones, imágenes de genuina modestia como también imágenes eróticas que acentúan la desnudez. Se ha dicho que las divinidades antiguas ascendían, descendían y a veces, hasta volaban. Este movimiento se ha introducido en el arte con velos vaporosos pero incluso algunas deidades también bailaban. Es difícil discernir si son simples movimientos o bien son danzas que aparecen representadas en esas artísticas imágenes.

Asimismo, la historia de las danzas con velo provienen de versiones distorsionadas de la danza, malinterpretaciones por parte de los bailarines e inexactitudes románticas por parte de los historiadores. Un primer ejemplo es Zourna, una bailarina de padre tunecino y madre francesa. Pasó su infancia en Túnez donde aprendió a bailar. Cuando su marido murió y su familia perdió el dinero, ella se dedicó a bailar profesionalmente en cafés. Estudió ballet y coreografió piezas de fusión, mezclando danzas tunecinas con ballet. Añadió la sobre-actuación típica del teatro y del cine de aquel entonces. Zourna bailaba una pseudo danza oriental. Los historiadores de danza tales como Kinney exclamaron que "La misión de atraer la atención occidental a aquello que se escondía bajo la superficie de la danza árabe, en todo caso, parece haber permanecido para Zourna". Zourna se hizo bastante famosa, su belleza, pantomímica y sus elaboradas interpretaciones crearon muchos mitos sobre la Danza Oriental.

La "Danza de Bienvenida" de Zourna consiste en la entrada de la bailarina llevando un velo que oculta la mitad de su cuerpo. "Una vez alcanzado el lugar donde bailará, extiende los brazos y los mueve pausadamente y con ellos también el velo hasta descubrirse completamente. Una vez dicha la clave (de su maestro) rápidamente tira el velo y comienza a bailar".

Danza del Pañuelo, Túnez 1906Otra de sus danzas era la llamada "Danza del Pañuelo". Seguramente una imitación de las danzas del pañuelo del norte de África, pero similarmente llegó al uso de dos pañuelos (uno en cada mano). "De los dos pañuelos empleados en esta danza, uno de ellos simboliza la chica en cuestión, y el otro su futuro amante. Primero coge por la esquina uno de los pañuelos con los dientes, luego los dispone paralelamente en el suelo y danza alrededor de ellos y entre ellos, y así tener el poder de cruzar la línea de los piropos y demandas de sus amantes. En la cintura de sus pantalones sujeta las esquinas de los pañuelos de manera que se forma una bolsa en la que recibirá regalos, enseñando que está vacío. Pero también muestra que puede dar y hace gestos elaborados y pantomima, hasta que coge el pañuelo y lo besa, deslizándolo por su corazón y cuerpo, hasta que finalmente lo lanza al afortunado elegido". El devolverlo es su pasaporte hacia ella, y si ella lo devuelve es que ha perdido el interés en él. Esta danza fue otra fabricación de Zourna y poco tiene que ver con las danzas que tienen lugar en Túnez. Su baile y su folclore no hace nada por nuestro entendimiento de la verdadera naturaleza de la Danza Oriental étnica, pero historiadores han citado su danza como representativa de la cultura tunecina y no es así.

The Harem Dancer. Hans Zatzka. Óleo sobre lienzoHay muchos orígenes en la introducción del uso del velo en la danza Oriental contemporánea. Después de los periodos griego y romano, parece no haber documentación de danzas con velo en el Medio Oriente o el Norte de África tanto en literatura como en arte. A finales del siglo XIX y a principios del XX hubo numerosos fotógrafos que retrataron a mujeres bailando con lo que parecen pañoletas y fulares. Muchas de estas fotografías eran posados que tenían más de imaginación del fotógrafo que de documentos históricos. Había un gran apetito por parte de los compradores ingleses y europeos de estas fotografías provocativas y a veces, con semidesnudez. Había dinero para hacerlas y para comprarlas. Las fotografías describían la raza oriental como fantasía sexual: de cómo las mujeres prohibidas de los harenes acostumbraban a parecer (Morocco, historiadora y bailarina profesional). Estas mujeres eran claramente explotadas. Seguramente fueran mujeres pobres, prostitutas, bailarinas y/o esclavas. Las familias de respetables mujeres no permitían que fueran fotografiadas. Así pues las personas representadas en las fotografías no son representativas del pueblo en cuestión.

Es difícil y a veces imposible discernir cuáles eran mujeres posando, mujeres bailando, o mujeres que posan con posturas de danza. Los fotógrafos explotaban las románticas y eróticas imágenes de mujeres con velos que descubrían sus encantos al espectador. Estas ropas eran pesadas, opacas, y estas mujeres no estaban bailando con esas piezas.

Después de estudiar las fotos cuidadosamente, separando los posados de los no posados, siguen habiendo aún muchas fotografías que muestran mujeres bailando. Había una forma de danzar con velo durante este período en el Norte de África. No era el tipo de danza con velo que se vería mucho más tarde en los teatros de danza Oriental, y su uso no era como el que ahora podemos ver en el baile.

 

Estas danzas norte africanas se dividen en dos categorías: 1) Las danzas de Pañuelos, 2) Las danzas del Mantón o los mantones. Eran muy similares en naturaleza pero algunos movimientos eran distintos, dependiendo de la libertad que la prenda en cuestión te da al moverte. La danza del Pañuelo normalmente emplea uno o dos pañuelos, sujetos en ambas o en una sola mano. El pañuelo podía ser más alargado, parecido a una bufanda, y era enrollado, estrujado, echado al aire... etc., acompañado de una danza muy rápida, repetitiva y enérgica alternando los juegos con el pañuelo (Morocco, historiadora y bailarina profesional). Hay fotografías de estas imágenes en países como Argelia, Marruecos y Túnez.

Hay danzas ejecutadas con pañuelos y velos en otros lugares del Medio Oriente. En Azerbaiján son un grupo de habla turca de la zona del Cáucaso. En los bailes de las mujeres usan pañuelos, pañoletas y velos para acentuar su belleza femenina. Durante el baile delicadamente revelan sus ojos, nariz, rostro y los ricos vestidos. Esto es diferente de la forma de usarlo en la danza Oriental porque en las danzas de las mujeres azeríes (de Azerbaiján) el velo es un ornamento para la cabeza o es usado de pseudo sombrero. La libertad de movimientos está, por tanto, limitada, pero la variedad de gestos es muy rica y variada, y hay muchos gestos que las mujeres azeríes pueden hacer y las bailarinas orientales no pueden (al llevar el velo en sus manos). En esta cultura hay una danza que ejecuta la novia que va a casarse. Una futura novia honra con una danza a su futuro marido o el señor. Los velos son manipulados con "... gran delicadeza y discreción...".

En algunas danzas contemporáneas de Uzbekistán (República de Asia Central) el velo de la cabeza se emplea como una cobertura de la misma que hace a la vez de cabello. Tira del borde del pañuelo para dejar la cara descubierta en algún momento del baile.

Las bailarinas orientales en Turquía eran fundamentalmente gitanas y eran conocidas como "Çengis". Bailan en ocasiones con el borde del pañuelo en su boca. También emplean una o dos pañoletas pequeñas en algunos de sus bailes. And , historiador, describió una fiesta de boda en la que una de estas danzas era realizada: "Sostenían un pañuelo en una mano, y cuando otra mujer quería participar del baile cogía el pañuelo y lo sostenía sin ningún contacto entre ellas". Otra danza de las Çengis emplea el uso de fulares con pantomima de relaciones amorosas. "Sosteniendo los dos finales de la bufanda de seda en sus dedos juegan a la timidez o el flirteo cortesano; o enrollan una bufanda de color en una cuerda y la llevan alrededor del cuello o de la cabeza; o bien, sostienen la pieza en frente de su rostro como un velo, por tanto los nombres del baile que ha sobrevivido son "kaytan oyunu" o "tura oyunu".

Hay lugares europeos donde las mujeres realizan un tipo de danza del mantón. Las gitanas rusas ejecutan una danza en la que manipulan los mantones muy parecido a las bailarinas orientales. Los bailarines gitanos flamencos en España en ocasiones danzan con mantones mucho más grandes.

La danza del Velo tal como la conocemos ahora surge en la década de 1940. La historiadora y bailarina profesional Morocco describe una conversación que mantuvo con las famosas bailarinas orientales egipcias Samia Gamal y Tahiya Carioca. Preguntó por qué no había visto danzas con velo en sus múltiples viajes al Norte de África y el Medio Oriente. Ellas contestaron que hasta hace muy poquito jamás oyeron hablar de el uso del velo. De hecho, Samia Gamal introdujo el uso del velo en Egipto. Aún así comentaron que una bailarina rusa y su profesor de ballet, fueron contratados por el rey Faruk de Egipto para dar clases a sus hijas. Su nombre era Ivanova, y en los años 40 enseñó a Samia Gamal cómo llevar el velo para la entrada del baile y a manejarlo con los brazos. Ivanova adoptó posiblemente esta práctica de las danzas caucasianas de Azerbaiján. Enseñó a otras famosas bailarinas Orientales como las gemelas Jamal. Samia Gamal hizo popular la danza del velo en los teatros egipcios y en EEUU para la película "Ali Babá y los Cuarenta Ladrones" que fue exportada a otros países. Y así es como las bailarinas de danza Oriental introdujeron el trabajo con velo en su repertorio.

El Ballet Ruso añadió el velo a algunas de sus coreografías, posiblemente con la idea desde el Cáucaso y/o tal vez influenciando a la idea de Salomé de Oscar Wilde. Los bailarines de ballet describieron a Salomé o a Cleopatra, y el cuerpo de baile realizaba coreografías con velo.

La danza con velo en los EEUU tiene muchas raíces tempranas: en "La Danza de los Siete Velos" de Oscar Wilde, las famosas bailarinas Kate Vaughan y Loïe Fuller, y en las propuestas que Hollywood disponía sobre el antiguo Oriente. Es muy posible que Hollywood estuviera influenciado por las poses de mujeres (las fotografías que comentábamos antes) que circulaban con el paso de siglo.

Kate Vaughan popularizó una forma de danza en la década de 1870. Arremolinó sus grandes faldas en las salas musicales de Inglaterra. Esta forma se conocía como la "danza de la falda". Loïe Fuller se inspiró en esta forma y creó su nueva versión de "danza de la falda" a principios de siglo XX. Fuller fue pionera en el uso del color, luminotecnia, vestuario rico y fotografía escénica. Hizo extensos experimentos con el nuevo invento de las luces. Pronto evolucionó su vestuario y danza a partir de manipular sus faldas. Fue la primera en usar las luces para crear efectos especiales, creando imágenes de alas imaginarias que se convertían en viento y llamas. También creó ilusiones y efectos con sonido, luz, color, forma, diseño de vestuario y movimiento.

Loïe Fuller (1863-1928) viajó incansablemente realizando espectáculos por Europa, Egipto, Marruecos y Monte Carlo, pero su hogar era París. Su danza se basaba en los movimientos naturales de correr, girar, retorcer el torso y poses naturales. Era conocida por su genio y generosidad. Guardaba sus velos celosamente y pocos sabían cómo los fabricaba. Sólo permitía a muy pocas personas doblar y empaquetar el vestuario después de cada show. Fuller creó danzas a las que llamó Fuego, Orquídea, Mariposa, El Nenúfar, Danza Serpenteante, Violeta, y Danza Blanca. Ella se convertía en aquello que creaba. Uno de los espectáculos de Loïe Fuller fue descrito como "... ondulante y luminoso, lleno de gracia y originalidad, ¡una verdadera revelación!"

Ruth St. Denis entre 1900 y 1902 vio a Fuller y aprendió de sus faldas y velos, creando su propia versión de faldas velo.

 

Es fácil de ver por qué la danza con velo era tan popular en el teatro de la época. Estaba lleno de color, era creativo, y muy sensual y dulce. El quitarse la ropa o algún complemento de una forma sensual no es nada nuevo. Esa escena podemos verla en las casas de cortesanas desde hace miles de años. El teatro burlesco ha tenido siempre sus visiones de danzas con velo al estilo "ahora me ves, ahora no me ves" como estilo de exhibicionismo. Little Egypt y la mujer que fue con ella introdujeron la danza Oriental en los EEUU en la Feria Mundial de Chicago en 1893. Bailarinas Hoochie-Koochie y strippers han usado estos temas orientales además de añadir un fuerte sentido seductor al cubrirse y descubrirse con velos que copiaron de teatros americanos y así el baile Oriental se degradó hacia ese camino.

En la década de los 50 había muy pocas bailarinas Orientales verdaderas en los EEUU. Eran encontradas en exclusivos Night Club étnicos o cabarets o salas de fiestas. Si ejecutaban danza con velo, era el resultado de las influencias de Hollywood, o la influencia que hizo Samia Gamal en el baile Oriental, más que de un elemento que importaran del viejo mundo.

La gente del Norte de África y del Medio Oriente no entienden la danza del velo de hoy. No son capaces de trascender la primera impresión que tienen al verla: es un striptease. Esa es la razón de que sus bailarinas Orientales bailen muy brevemente con sus velos y los abandonen rápidamente. Si prolongara el uso con el velo el público árabe se sentiría desagradado e incómodo.

Parece que el velo pierde su significado. Fue introducido en el baile Oriental contemporáneo por bailarinas folclóricas, bailarinas Orientales, y prostitutas a finales de siglo XIX. Más tarde se convirtió en un hermoso elemento para el repertorio de Oriental a través de Samia Gamal vía Cáucaso. Pronto se convirtió en un hermoso aditamento para otras danzas. Se ha utilizado en danza moderna y ballet. ¿Puede que todas estas múltiples raíces impidan que se considere como una forma de arte? Es parte de la evolución de esta danza. Si vemos exquisitas pinturas sobre harenes, y recordamos que estos pintores jamás vieron o tuvieron acceso a pintar el interior de los harenes, ¿hace las pinturas menos hermosas o artísticas? Son artísticas, pero no ofrecen una historia real, es fantasía. En la historia del uso del velo en la danza hay muchas incontinuidades. En Egipto mismo, está pasado de moda. En Turquía aún se realiza.

Pero para ver los trabajos más interesantes de la danza con velo tendremos que mirar en los EEUU, Inglaterra o Europa. Occidente añade innovaciones al repertorio de la danza Oriental con múltiples velos, con sables y velos, fuego y velos, y bailando con capas.

El velo tiene un lugar privilegiado en la reciente evolución de la danza Oriental. Pero definimos el baile de velo contemporáneo como la técnica de manipular y crear figuras con el velo. Eso es lo que es, y ahora que la historia es más clara, los futuros historiadores sabrán por dónde empezar. Es hermoso sólo con observarlo, es evocativo y lleno de color.

Este artículo está traducido por A. Shasekh de la Dehesa de un extracto del texto de Elysabeth Artemis Mourat "The Illusive Veil".

 

Volver a Historia

Volver al Menú principal