Introducción

Retrato de bailarina de Bharata NatyamEn las pasadas décadas han tenido cada vez más aceptación los danzarines y músicos de la India en muchos países del mundo y con un público cada vez mayor. Sin embargo, ha sufrido períodos de ostracismo severamente grandes en el tiempo. Hoy día cuesta creer que en 1920 fuera un arte conocido sólo por especialistas en su país, estando apoyada en una tradición de milenios. Bajo el dominio colonial británico existía a principios de siglo un movimiento anti-nautch orientado contra la danza (nautch). El puritanismo importado en la India y los propios burgueses se convirtieron en los propios enemigos de la danza india. La danza del templo de Devadasi fue prohibida en diversas regiones, las bailarinas se vieron desposeídas de su medio de subsistencia y se tuvieron que dedicar a la prostitución. Y en ese momento hizo decaer los estilos de danza clásica.

La tradición demostró ser más fuerte, y en la lucha de la liberación del colonialismo hubo una reafirmación de las tradiciones, y el tema de la danza terminó siendo un problema con connotaciones políticas. A partir de los años 20 se produjo un renacimiento de las tradiciones de la danza clásica debido a esa fuerte resistencia a abandonar su orgullo nacional frente al colonial británico, y diez años más tarde el movimiento anti-nautch desaparecía impotente.

El primer impulso lo proporcionó el poeta, filósofo, pintor, compositor y director Rabindranath Tagore (en realidad Thakur, 1861-1941), formando un grupo de danza Manipuri, siendo su autoridad un aliciente para que sus adversarios encontraran cada vez menos partidarios.

 Entonces sucedió un hecho importante, en Calcuta, donde sólo se bailaba el foxtrot, el tango y el charlestón, jóvenes indias se preocuparon de aprender danzas clásicas propias de su país. Así en 1938 se volvió a conocer la danza Manipuri, que había caído en el olvido. En 1926, la bailarina Menaka (1899-1947) realizó un solo en Bombay en el estilo Kathak, alentada por la bailarina rusa Anna Pavlova, y que como muchas bailarinas de entonces, había estudiado en contra del deseo de su familia. Años después creó su propia escuela de Kathak. Por otra parte, un precursor del renacimiento del teatro de danza de Kathakali, fue el poeta keralí (de Kerala) Vallathol Narayana Menon (1875-1958).

     Rukmini Devi

En 1926 comenzó en Tamilnadu el estilo de danza más antiguo, cuyo nombre deriva de Bharata (autor del Natyasastra), denominado Bharata Natyam. En Benarés en 1934, la devadasi Bela Sarasvati y otras danzarinas intervinieron en una conferencia sobre la música antigua india.

 La hija de brahmanes, Rukmini Devi fundó en 1936 en Cennai, cerca de Madrás, el centro artístico de Kalaksetra. El danzarín Uday Sankar, se esforzó por Europa y América y en colaboración con Anna Pavlova ( ballets son The Hindu Wedding y Radha y Krisna.). En 1958 fundó en Almora, cerca de Calcuta, un centro cultural, y después de la guerra continuó sus giras por varios continentes.

Desde la proclamación de la República en 1950, la investigación y el cuidado de la danza alcanzaron un gran impulso. Tres años después, se fundó en Nueva Delhi la academia central Sangeet-Natak, a la que pronto siguieron otras. Estas instituciones, con su recopilación, registro, sistematización, y propagación de las artes interpretativas, aportaron y aún lo hacen hoy, una importante contribución al descubrimiento y al mantenimiento de la cultura hindú.

 

Realizado por A. Shasekh de la Dehesa para la Universidad de Alcalá de Henares 2001/02.

 

Volver a Historia Volver

Volver al Menú Principal