REALIDAD o FANTASÍA

Sólo porque sea una buena historia, no significa que sea cierta. Sólo porque quieras que sea real, no significa que lo sea. En la búsqueda de respuestas realizadas por la audiencia, estudiantes, y otros, much@ s bailarin@ s de danza oriental han realizado historias para explicar porqué ciertos recursos o elementos son utilizados, porqué ciertas elecciones de vestuarios son empleadas, o porqué ciertos movimientos son dispuestos. La persona que da una historia debe decirles a sus estudiantes "No lo sé. Tal vez sea porque...". A través de los años, ese estudiante lo transmitirá a sus estudiantes como una realidad que aprendió de su profesor@ , olvidando que le fue enseñado como una mera especulación. Este artículo expone alguno de esos mitos creídos y provee de la verdad que se encuentra detrás de ellos.

 

Fantasía: Los bailarines de oriental llevan una joya en su ombligo.

Realidad: La idea de llevar una joya en el ombligo se originó en Hollywood. Las verdaderas bailarinas en el Medio Oriente no ponen joyas en su ombligo.

Fantasía: Los bastones se convirtieron en un recurso empleado en la danza oriental como una representación en miniatura de los empleados por mujeres pastoras en los campos.

Realidad: Esta danza se originó en el sur de Egipto, en la región conocida como Said o Alto Egipto. Tradicionalmente los hombres saidi llevaban largos palos llamados tahtihbs empleados como armas de defensa. Esto derivó a un arte marcial, y luego a una danza en la que simulan luchar con estos bastones. Las mujeres empezaron a bailar con bastones como una forma de imitar este baile de hombres, y tiempo después raks al assaya derivó en una danza propia de mujeres.

Fantasía: El origen de sostener en equilibrio un sable en la cabeza del bailarín viene de las mujeres que acompañaron a los hombres en las guerras, y los entretenían en las tiendas durante la noche.

Realidad: No hay danza en el Medio Oriente que tenga equilibrios con el sable. La principal evidencia histórica que ha derivado en estos días a tratar el sable como un recurso folclórico viene de pinturas del orientalista Gerome, datado en el siglo XIX. Esta pintura ha inspirado a muchos bailarines de hoy en día en Europa, Australia, Nueva Zelanda y Norte América a bailar con el sable en la cabeza, pero no es una rutina tradicional de un repertorio de una bailarina del Medio Oriente, y los investigadores de danza no son capaces de encontrar documentos que corroboren este hecho para sugerir que era una práctica común.

Hay un baile masculino egipcio que incluye sostener una espada con la mano y ejecutando movimientos marciales con ella. Pero no hacen equilibrios en la cabeza cuando realizan esta danza.

Fantasía: La danza del vientre era realizada en el harén por mujeres para conseguir la atención del sultán y ser elegidas sobre otras mujeres.

Realidad: En el Medio Oriente, las mujeres bailan para otras mujeres (para amigas, vecinas, tías, madres, y primas) Es empleado para entretenerse mientras los hombres se encuentran fuera trabajando y ganándose la vida. Lo realizan para celebrar ocasiones felices familiares como bodas, e incluso hoy día, en algunas partes del Medio Oriente las celebraciones de los hombres son separadas de las de las mujeres.

Fantasía: La danza del vientre es empleada tradicionalmente como una danza de seducción.

Realidad: Como dice más arriba, la danza la bailan mujeres para otras mujeres. Por supuesto habrá muchas que bailen para sus maridos a puertas cerradas. Sin embargo, esa no es la tradición de este baile, y no es como lo ve la sociedad que ha crecido en un país árabe. Las mujeres no enseñan a sus hijas una danza de la seducción.

Fantasía: La danza del vientre la trajeron los gitanos de India al Oriente Medio.

Realidad: África tiene una larga historia de danzas que usan movimientos de cadera mucho más antiguas de cuando llegaron los gitanos desde el oeste. Turquía tiene una larga historia de danzas con ondulaciones de torso antes de que llegaran los gitanos. Sin embargo es posible que los gitanos hayan introducido algunas ideas, pero hay una larga tradición de danza antes de que los gitanos llegaran al Medio Oriente.

Fantasía: La Danza de los Siete Velos es un baile tradicional del Medio Oriente, basado en una historia sobre Ishtar dejando un velo detrás de cada una de las siete puertas que iba encontrando descendiendo al mundo subterráneo.

Realidad: El pasaje bíblico de la joven mujer que baila para Herodes no la identifica por el nombre. Además no dice nada de lo que hizo durante el baile, sólo que su danza "conmovió" a Herodes. La noción de que hizo un baile de los siete velos fue introducida en el siglo XIX, cuando el británico Oscar Wilde escribió una obra sobre los amores de Salomé. Su obra fue la base para la ópera "Salomé" escrita por Richard Strauss. Fue la ópera de Strauss la que introdujo a la sociedad occidental la historia de una joven mujer que se desprendía de un velo al tiempo que realizaba una danza para Herodes. Más tarde, Ruth St. Denis e Isadora Duncan incorporaron "el Oriente" en sus propias creaciones de danza, y Hollywood las aprovechó como temas en algunas de sus películas.

Realidad: Cuando Strauss y Wilde realizaron sus obras, los textos de la antigua Babilonia sobre el descendimiento de Ishtar al mundo subterráneo no habían sido traducidos a ningún idioma. Así que simplemente el hecho de que Ishtar trajo el baile de los siete velos es simplemente incierto.

Fantasía: Los Gitanos bailaron alrededor de hogueras bajo las estrellas y disfrutaron del romance del nomadismo gitano.

Realidad: La vida era muy dura para la comunidad gitana o Roma en inglés (el nombre que muchos gitanos prefieren para denominar su raza). En la misma época en que Europa occidental injuriaba con la esclavitud de africanos en el Nuevo Mundo, sus vecinos en Rumanía al este, estaban esclavizando a los gitanos. Los gitanos sufrieron muchas penalidades, y aún hoy en Europa las casas de los gitanos son quemadas o destruidas, y apartados de las comunidades mientras las autoridades locales los persiguen o miran hacia otro lado. Si los gitanos acamparon bajo las estrellas, seguramente fue por expulsarles de sus casas. No hay ningún romance en esa vida tan dura.

Fantasía - El nombre "danza del vientre" (belly dance en inglés) viene de pronunciar mal "danza baladi", que es el baile del pueblo egipcio.

Realidad - El nombre "danza del vientre" fue acuñado por el promotor de espectáculos americano Sol Bloom, cuando intentaba conmover el interés del público mostrándole las calles del Cairo en la exhibición de Chicago durante la feria mundial en 1893. Bloom no buscó investigar el verdadero nombre del baile en sus países de origen, quería atraer un gran número de curiosos a su exhibición de exóticas bailarinas. Muchos bailarines de hoy en día han observado el parecido fonético entre las palabras baladi y belly (vientre en inglés), pero es sólo una coincidencia.

Artículo traducido de www.shira.net, "Fact or Fantasy"

 

Volver a Artículos    

w w w . s h a s e k h . c o m

Volver al Menú principal