¿QUÉ ES DANZA BUTOH?

¡¿Qué es danza butoh?!

Atelier Beni

Torifune

La danza Butoh tuvo su origen en el período posterior a la II Guerra Mundial, en Japón, siendo llevada a un escenario por primera vez en 1959 por el bailarín Tatsumi Hijikata con una pieza de apenas 5 minutos basada en un texto de Yukio Mishima. Es considerada una forma contemporánea de danza que poco tiene que ver con las danzas tradicionales japonesas, sin embargo está altamente influenciada por danzas del lejano oriente, aspectos religiosos, el expresionismo alemán, el dadaísmo y el surrealismo. El butoh no narra una historia, deja que el cuerpo hable por sí mismo y exige el vacío del intérprete para realizarlo.

Hay tantos estilos de Butoh, como artistas que lo realizan, y por eso es difícil de definir para alguien que nunca lo ha visto. Desde que empezó en Japón, se ha extendido gracias a la emigración de artistas y profesores, de compañías japonesas, e individuales que lo practicaban, o incluso otros que introducen elementos de esta danza en otras danzas, es decir, su extensión ha sido mundial, excepto la Antártida y posiblemente África.

Conceptos japoneses

Kanazawa College of Art

MA es el término para designar a la vez espacio y tiempo. MA es el intervalo entre dos objetos o dos sucesos. El espacio está acotado donde el tiempo existe. El tiempo (no lineal) no existe si no es en relación con espacios o movimientos. El espacio permite la confluencia de tiempos diferentes y el cuerpo da cauce a este encuentro. Esta conjunción nos lleva a la disolución del yo, del ego, ocupando todo el espacio. Para los japoneses los dioses ocupan el espacio vacío, que es la parte que conforma los objetos y el espacio. El concepto del vacío es una constante en el pensamiento asiático, y entre otros, el budismo zen. El vacío es la impermanencia, punto inmóvil en medio del cambio. El vacío es el punto de partida de la danza butoh, nace del silencio interior para dejar hablar al cuerpo.

En la danza butoh es importante estar absolutamente presente, donde pasado, presente y futuro se reflejan en una misma imagen. El espejo es un reflejo de lo que uno no es. Todo es ilusión. La luna reflejada en el agua es ilusión, pero la vemos. Entonces, si todo es ilusión, todo es posible. El germen del butoh es envolverse entre las contradicciones que danzan en el perpetuo cambio del reflejo del vacío.  

 

El factor más importante en butoh y que está directamente relacionado con las danzas tradicionales japonesas es pintarse el cuerpo de blanco, aunque no todos los artistas lo utilizan, en cambio emplean otros colores como oro, plata, rojo o negro, y otros intérpretes, no usan ningún tipo de pigmento. Dependiendo del baile y del bailarín llevarán un vestuario más o menos recargado con múltiples elementos, o bien con una simple malla, o bien completamente desnudos. El pelo puede aparecer como un salvaje despeinado, o uno elaborado y limpio. Suelen formar parte de grupos de 10 o más bailarines, o bien realizar solos. Las actuaciones pueden ser desde una música estridente hasta actuar sin música realizando movimientos muy lentos y sugeridos.

Lo más extraño y poco convencional de esta forma de danza es la preparación que tiene el artista y sus movimientos. Tiene mucho que ver con meditación, entrenamiento de artes marciales, así como danza convencional. Su poder deriva de la sensación física y emocional de la persona que lo realiza. Muestra estados mentales, como si trataran de plasmar la mente. Los bailarines principiantes aprenden primero a entrenar la mente, ya que poco se consigue imitando los movimientos de otros artistas.

Hay variaciones en el método de enseñar la danza butoh. Algunas se basan en un fuerte entrenamiento físico para poder llegar a la catarsis, sin embargo, aquellos que no han tenido entrenamiento en danza, les ha resultado más fácil aprenderlo. Para bailar esta danza uno debe olvidar toda disciplina aprendida, bailar butoh es bailar una danza que no tenga nada que ver con las danzas ya existentes. No tiene una terminología específica o una técnica psíquica. Es por esto que muchos no la consideran una forma de danza. Los que la aprenden cuentas que es casi como una religión. Pero no es una religión, es una forma de danza que envuelve movimientos fundamentalmente y otros elementos en segundo lugar.

Debido a esta concepción tan poco genérica es muy difícil encontrar un sitio donde enseñen esta danza de una forma académica. Para preparar un currículum para un departamento de danza es necesario haber realizado una serie de pasos previos, demostrables y entendibles, cosa que en butoh no se da. Se dice que el bailarín butoh lo es porque de alguna manera llevaba esas cualidades dentro de sí antes de dedicarse a aprenderlo. No todos los que lo prueban se sienten cómodos realizándolo, y muchos abandonan. En butoh no se considera vital tener una gran agilidad o un alto nivel físico como en la mayoría de danzas occidentales. Un excelente bailarín de ballet, moderno, jazz u otra forma de danza no implica que vaya a ser bueno en butoh.

Entonces, ¿qué es butoh? Es un concepto controvertido con un significado abstracto. Combina danza, teatro, improvisación  e influencias de danzas tradicionales japonesas con el baile expresionista alemán, surrealismo... creando una forma de arte única y universal en su expresión. Se han realizado espectáculos en diversos festivales desde 1960. Para más información sobre la danza Butoh puedes visitar la siguiente página en inglés muy completa: www.butoh.net

Existe una filmación llamada "El butoh y la cultura de la bomba", que fue rodada entre 1995 y 1999 como homenaje a las víctimas de Hiroshima y Nagasaki, muestra actuaciones de Kazuo Ohno en distintos lugares del mundo, y de Kokoro Dance (Canadá)

Artículo realizado por Shasekh. Actualizado Julio 2002

Volver a Artículos

Volver al Menú Principal